Archivo de la categoría: 4. Contaminación acústica

Contaminación Acústica

En este apartado hablaremos de los efectos negativos del sonido sobre el ser humano, las formas de combatir la contaminación acústica y las técnicas mas utilizadas en la actualidad para el aislamiento acústico.

Efectos del sonido sobre el ser humano

El oído humano sólo puede soportar ciertos niveles máximos de ruido, sin embargo el nivel que se acumula en las regiones centrales de la ciudad en reiteradas ocasiones supera ese máximo. Algunos ruidos de la ciudad se encuentran por encima del “Umbral del dolor”. (por encima de los 120 dB.)

Estos ruidos pasan a formar parte de la contaminación acústica de una ciudad y deben ser restringidos y controlados por las autoridades para mantener la salud de los ciudadanos que circulan por las calles.

Las vibraciones y el ruido pueden generar efectos crónicos sobre los vasos arteriales y capilares.

La exposición continuada produce la pérdida progresiva de la capacidad auditiva y especialmente en expuestos industrialmente, así como en jóvenes que utilizan habitualmente “mp3″ y motocicletas o los que acuden regularmente a discotecas.

Además, el ruido puede causar efectos sobre:

Sistema cardiovascular, con alteraciones del ritmo cardíaco, riesgo coronario, hipertensión arterial y excitabilidad vascular por efectos de carácter neurovegetativo.

Glándulas endocrinas, con alteraciones hipofisiarias y aumento de la secreción de adrenalina.

Aparato digestivo, con incremento de enfermedad gastroduodenal por dificultar el descanso.

Otras afecciones, por incremento inductor de estrés, aumento de alteraciones mentales, tendencia a actitudes agresivas, dificultades de observación, concentración, rendimiento y facilitando los accidentes.

Sordera por niveles de 90 dB y superiores mantenidos. Está reconocida la sordera, incluso como “enfermedad profesional”, para ciertas actividades laborales, siempre que se constate 1a relación causa-efecto.

A continuación mostramos una gráfica donde aparece la comparación entre las distintas intensidades sonoras, asi como una tabla donde clasifica los distintos grados de intensidad con su correspondiente ejemplo:

Formas de combatir la contaminación acústica

La causa principal de la contaminacion acustica es la actividad humana. El ruido ha existido de la antigüedad, pero está en fecha el siglo pasado, como resultado de la revolución industrial, del desarrollo del medio de transporte nuevo y del crecimiento de las ciudades, cuando comienza a aparecer el problema de la contaminacion acustica urbana.

Hoy en día,  la mejor solución puede consistir en incorporar un estudio de niveles acústicos a la planificación urbanística, con el fin de crear “islas sonoras”, es decir espacios con el menor ruido posible y otra solución es, insonorizar los edificios próximos a los “puntos negros” de contaminación acústica, pero ello conlleva coste elevadísimo. Es más eficaz adoptar medidas preventivas, ya que son más rentables económica y socialmente. Hay que potenciar campañas de educación medio ambiental, para que todos contribuyan y exijan disminución de los niveles de ruido si es preciso.

Campaña contra la contaminación acústica

Materiales para la insonorización

El aislamiento acústico permite proporcionar una protección al recinto contra la penetración del ruido, al tiempo, que evita que el sonido salga hacia el exterior.

Actualmente exsisten diversas técnicas y materiales para reducir o eliminar por completo, los problemas de la contaminacion acusticas. Veamos a nombrar algunos de ellos:

Bafles acústicos: Son placas absorbentes suspendidas en el aire permiten que obtener notables reducciones de ruido ambiental por efecto de la eliminación total o parcial de las reflexiones y reverberaciones del techo del local.

Difusores-resonadores: Su misión es la de eliminar las reflexiones indeseables que se producen cuando el sonido incide directamente sobre las superficies de la sala, sin disminuir el tiempo de reverberación.

Barreras acústicas: Las barreras acústicas son la solución para amortiguar ruido de equipos de climatización o maquinaria en campo abierto, por su bajo coste y buena eficiencia.

Silenbox: Silenciador rectangular modular.  Está formado por piezas preformadas de material absorbente y envolvente metálica.

Su dimensionado y modulación permiten obtener silenciadores de dimensiones y eficacia variables mediante utilización de varios elementos. Realizado en chapa galvanizada en su envolvente y anclajes.

Los módulos absorbentes están recubiertos con una capa de protección especialmente diseñada para evitar el desgarro de las fibras de que componen.

Panel acústico: se utiliza en la construcción de Cabinas acústicas, Cerramientos acústicos, Barreras acústicas y Pantallas acústicas, tanto exteriores como interiores para resolver los problemas de ruidos de todo tipo de maquinaria.

Las cámaras de aire: (un espacio de aire hermético) entre paredes. Para que esta cámara sea más efectiva se le puede añadir materiales absorbentes entre los tabiques tales como lana de roca o lana de vidrio.

El plomo es el mejor aislante de todos ya que aísla de las vibraciones acústicas y absorbe la totalidad de las ondas sonoras sin reflejar ninguna.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.